lunes, 25 de febrero de 2013

EL JAZZ DEL ABRAZO


EL JAZZ DEL ABRAZO

Sospechémonos de sutileza
en el eco alucinante del conjuro
de unos que otros acordes
de un jazz valiente,
suscribámonos en sus ritmos
tan improvisados como ardientes,
sin promesas, solo desanudados
en la fortuna de deletrearnos,
sin alocuciones, solo desaforados
en el aliento de sofocarnos,
y en la expiración del arrebato
sin virginaciones literarias
hurguemos los manuscritos
desnudados de ritos frenéticos
sin secretos, sin vacilaciones,
sin callarnos, sin estadísticas,
solo en la espontaneidad
de culminar enredados
en los brazos del abrazo último.



foto Antonio Correa

DONDE NACE EL PRINCIPIO


DONDE NACE EL PRINCIPIO

Se alojan los crepúsculos
en el corazón libre de tus besos
coloreando la alegría
en la revolución de los míos,
se digieren de volcanes
sin otra condición
que engendrar alas de soles,
se mastican de rocíos
en el mudo precipicio
sin resbalarse hacia el vacío
donde el efímero sitial
se muda de tiempos de existencia,
se ofrendan de domingos de lluvia
en la humedad de siestas a compartir
para suicidarse donde se gimen
los versos y los cantos sin revelar.
Todo se nace y se vive
de esos labios sin callar
desprovistos de prohibiciones
y de interrogaciones ciegas,
todo se nace y se vive
en el levantamiento sedicioso
de dos lenguas que se gritan
que se exclaman, que se nombran libertad.



Foto Antonio Correa

HAIKUS A LA LIBERTAD


HAIKUS A LA LIBERTAD

………….1………………..
Libertad es luz
cuando la revolución
nace del pueblo.
…….…..2…………………
Un pueblo libre
con corazón de lucha
es lo sublime.
………...3………………..
Rotas cadenas
manos independientes
sol libertario.
…………4…………………
Voces que vibran
gritos de sueños libres
fuego sagrado.
…………5………………...
Verso armado
consecuente quimera
febril victoria.
 …………6………………
Tu voz, la mía
tu coraje, el mío
poder sin final.
…………7………………
Jamás renunciar
al privilegio útil,
morir por ello.
………..8……………….
La tierra vibra,
crece desde el alma
la alegría.
………..9………………
Caminante soy
en calles soberanas
armado de fe.
…………10…………….
Hoy es el día
la libertad nos llama
la sangre arde.
 …………11……………..
Puños cerrados
corazón insurrecto
sueños a parir.
…………12…………….
Arde justicia
crece sin treguas en flor
tiemblen tiranos. 
………..13……………….
Manos benditas
obreras de combates,
independencia.
…………14……………....
Contra el poder
el canto y la sangre,
y la libertad.
………...15………………..
Nos pertenecen
los sueños,  las auroras,
los ideales.
 ………..16……………….
Caminar siempre
contigo o sintigo
pero siendo yo.
…………17……………….
Amanece si,
en el alma fecunda
la voz del pueblo.
……..……18……………….
Tú, esperanza,
tú, tempestad  y fuego
yo, compañero.
……..…..19………………..
Guerrero de luz
corazón indomable
tú, libertador.
………….20………………
Loco valiente
rebelde utópico
raíz de gozos.
..................................


A Ibon Zubiela Martín



foto Antonio Correa

viernes, 22 de febrero de 2013

CRUZAR LA LÍNEA


CRUZAR LA LÍNEA

Disfruto tu horizonte
desde la permanencia desnuda
de tus enjambres sin custodias,
disfruto con la avidez
elevada de encontrar tus lunas
sin sombras devoradas
sin prisas clandestinas
y en la bohemia de tus farolas,
me ruego en mis crucifijos
encendido de plegarias
sin persignarme para tus pecados.
Me deslizo a lo inexpugnable de ti
para provocar tus primitivos roces
en el aguardiente de tu identidad.
Las ofrendas se hormiguean
y se subliman sin rigidez,
se trepan transeúntes
las miradas al vacío
en la recreación subterránea
de los incipientes  y postreros tactos,
la nada se alaba de un todo
sin mezquinas entregas
sin vacilar en absurdo
y en la paciencia desprotegida
de ir al encuentro de lo súbito.
Entonces, el horizonte
se extingue y se goza
en el repertorio  insuperable
donde se vive la complacencia.




Foto Antonio Correa

DE MIÉRCOLES A JUEVES


DE MIÉRCOLES A JUEVES

Quizás celebre
en secreto, pausado,
resuelto, fugitivo,
en el instinto inminente
donde subyugan sin reveses
los estremecimientos
de tu cuerpo y el mío.
Nada sabrá a hueco
no habrá autodestrucción
solo bullicios sin adiestrar
salvajes y casi perpetuos,
se desandará en la fortuna
el efecto del ritmo oportuno
que predispuesto se acerca
súbito, sin imitar y osado
a la jurisdicción incluida
de celos en ganancia
cuando expiren en polvo
los minutos de este miércoles
tiroteado de lluvias frías.
Entonces, ya no habrán quizás,
la celebración sabrá ya
a jueves nacido de glorias,
las interrogantes anónimas
se apetecerán de cielos
devenidos en sonrisas
de virtuosas excitaciones.




Pintura Antonio Correa 

martes, 19 de febrero de 2013

ESPERANZADA CERTEZA


ESPERANZADA CERTEZA

Tiene la esperanza
su certeza,
esa que inmutable
camina desde la mirada,
ahora es el tiempo
este, es el preciso momento.
Habla la noche
de su apetito anhelante
habla desde el cosquilleo
de las pestañas,
rasguña el aire
la humedad de los labios,
el horizonte de ambos se desviste,
el silencio se cobija en las paredes
ya no hay espacio para huir,
nos muerde la piel
en la sincronía de nuestras ventanas,
las esquirlas de la creación
se atraviesan disparadas
desde las yemas de los dedos,
nada es inconcluso
ni el juicio
ni la ilegalidad
ni el estremecimiento,
hay telarañas que nos atrapan
y nos devuelven,
el universo se corrompe
de pezones  y ombligos
de lenguas y gemidos,
en la penumbra todo
es perfecto
nada se resguarda
ni la vergüenza
ni el descaro
ni la cobardía,
el reloj
tiene el tiempo del jadeo
y su itinerario canta
a puertas abiertas
los dilemas que se dislocan
en los músculos libres
cuando se alcanzan
en la exquisitez de la medida.
Hemos conseguido
romper la desesperada
función precipitada del deseo
al consumirnos sin inercias.




Pintura Antonio Correa

domingo, 17 de febrero de 2013

HAIKUS A LA MUJER


HAIKUS A LA MUJER

……………1……………..
Desde tu cuerpo
amenazante de luz
gocé de cielo.
……………2………………
Tus labios puros
propagan de pecado
mi existencia.      
……………3……………
Lengua de fuego
camino de éxtasis
tú, paraíso.
……………4……………
Versos de hembra
en la cúspide firme
de tu cintura.
……………5……………..
Alma de vuelo
espíritu anarco
tú, libertaria.
 ……………6…………….
Tierra fecunda
es el vientre sublime
de tu ser luna.
……………7……………….
Pies de libertad
vibran de utopía
desde tu sangre.
……………8……………..
Mañanas de sol
de tu lucha guerrera
pare la vida.
……………9………………..
El universo
fecunda de tus senos
mi alegría.
……………10………………..
A la deshora
fiel de tu madrugada
me sueño de ti.
 ……………11……………..
El arrebato
de tu hechizo mujer
me eterniza. 
……………12………………..
Creo en tu sol
como creo en tu dios
el iracundo.
……………13…………………..
Mientras te sueño
divagante y loca,
me sobrevivo.
……………14……………….
Tú, tan terrenal
yo, real y tangible
ambos fugaces.
……………15………………….
Intensamente
y plena de inventos
me esclavizas.
……………16………………
La coincidencia
del texto en el sexo 
fue orgásmica.
……………17………………
De versos pares
de sílabas intimas
nos copulamos.
……………18……………………
Donde convergen
la verdad y la razón
dios, el corazón.
……………19…………………..
Las manos tuyas
el cuerpo tuyo vivo
única fiesta.
……………20………………….
Tú, poesía
tú, musa de fábulas
y yo, poeta.
……………………………………. 



Autorretrato

ME PRESENCIO EN TI


ME PRESENCIO EN TI

Me presencio
me coincido en ti,
sin alevosías
sin ausencias
sin espejismos
girando en la expresión
descalza de mi lengua
convocando los inconscientes
conscientes de la ideología
esclavizante del arrobamiento,
ajustando las cadencias
a la enajenación
donde no se oprimen los arrebatos
que me avasallan
en la concordia de tus rías,
me presencio a secas
en la recreación suicida del azar
donde tus artes se alfabetizan
de literaturas sin editar,
y también allí, me existo,
allí, donde los demonios se gozan
de la indiscreción sin espantos
cuando crujen equilibrados
los sexos sin reservas de versos
para reclamar sin acentos mudos
la fuga de todos los manuscritos
que se gravan sin órbitas
en la ceremonia desposeída
en el cual las entrañas
principian de la brisa, la ráfaga.




Pintura Antonio Correa

REMINISCENCIAS ADÚLTERAS


REMINISCENCIAS ADÚLTERAS

A partir de nuestras trascendencias
confesamos  la cercanía
de lo imperecedero,
nos residimos sin perspectivas
para crecer de gloria
en las eyaculaciones
proverbiales de la vida,
escarbamos los riesgos
con la debilidad de ser cortejo
en el enigma de nuestros dialectos,
sin exilios, sin confinamientos,
y en la tibieza mecanografiada
del adulterio, los verbos húmedos
prolongaron la servidumbre del éxtasis
cuando se atravesaron en el lecho
las periferias y los peldaños
de aquello que llamamos
cielo de nosotros en alborada,
no hubo pactos a futuro
ni condenas a olvidos
solo extravíos de distancias
solo afincamientos a hurtadillas.
Para entonces,  vendrá el invierno
a nuestra piel, a nuestra sangre,
y solo el semáforo intermitente
de aquella reminiscencia rebelde
brillará en los resguardos del suburbio
de nuestras estaciones más intimas y profundas
donde fue posible que nos vivamos para siempre. 



Foto Antonio Correa